domingo, 13 de julio de 2008

TEATRO, TODO ES PURO TEATRO

Si bien los últimos acontecimientos familiares, me han mantenido un tanto al margen de la realidad política y social del país, durante estos días, he podido ponerme al corriente de la actualidad, llegando a la conclusión de si vale la pena o no estar al día de los hechos, puesto que cada vez pongo más en entredicho que lo que vemos, oímos o percibimos a través de los medios de comunicación, sea en verdad lo que se nos quiere mostrar.

Lo más destacado – porque no queda otro remedio – han sido los congresos del PP y del PSOE. En apariencia, todo son voluntades de renovación, y preocupación los problemas de la sociedad. En apariencia los partidos se preocupan por el bienestar del ciudadano y desde sus distintas visiones, proporcionan sus soluciones.

Pero si profundizamos más allá de la imagen de espectáculo y de adoración de ídolos paganos que ofrece la política, podemos observar con absoluto desencanto, que sólo existe la finalidad de mantener o llegar al poder. Los principios, las creencias, las ideas se dejan a un lado, de la mano de personas mediocres, con estudios universitarios, sin duda, pero sin una experiencia real en la calle, en el trabajo en una empresa, en el día a día. Muchos de los nuevos cargos de los dos partidos mayoritarios, proceden de la administración pública; es decir, del funcionariado, de la propia estructura del estado, por lo que desconocen lo que es luchar por mantener una empresa, por pagar los impuestos, o los puestos de trabajo, o por quedarse sin empleo.

En el PP, la renovación parte de la aniquilación de la coherencia de ideas. Independientemente que se esté de acuerdo con la forma de actuar o con las decisiones tomadas, lo que es absolutamente imperdonable es que después de haber hecho el trabajo duro, y a veces sucio, gentes como Zaplana, Acebes, o Maria San Gil, sean contemplados como una vieja guardia obsoleta y sustituidos por personajillos arribistas, que han sabido maniobrar con mucha astucia para alcanzar las cotas de poder necesarias.

En muchas ocasiones, no he estado de acuerdo con actuaciones o declaraciones de Acebes y Zaplana, pero lo que sí les valoro, al igual que a J.M. Aznar es su coherencia, su creencia en sus ideas, y el bagaje de haber permanecido ocho años en un gobierno. Si pongo el ejemplo del PP, es por ser el más cercano en las informaciones.

Pero ¿Quién me dice que su sometimiento a las decisiones del partido no haya sido teatro, puro teatro? ¿Quién me dice que la crítica de J.M. Aznar en el congreso de su partido no sea para hacer de “malo” y hacer quedar bien a Mariano Rajoy, a quien considero un buen político pero un pésimo gestor de partido?

El caso del PSOE, simplemente es más de lo mismo; más cretinos para seguir gobernando. Cretinos procedentes en muchos casos, de la estructura del estado, por lo que el ambiente es de una progresía pija, que se cree por encima del bien y del mal, y poseedora de la potestad de las urnas para gobernar.

A mi entender, que es poco, el panorama político actual es una nebulosa, una obnibulación de la realidad de que no hay confianza en los partidos, pues éstos no representan a la sociedad, ni la sociedad se ve reflejada en ellos, pero son la única herramienta de la actual democracia para conseguir el funcionamiento de las instituciones.

Vivimos en una partitocrácia, donde el individuo es sepultado constantemente. El PP que defendía la libertad y el derecho de la persona, está renunciado a estos principios básicos del liberalismo, en aras de que “hay que adaptarse a los cambios que se producen”.

Renovar, es necesario e imprescindible en cualquier ciclo de la vida, pero no a costa de renunciar a los principios, a valores éticos y morales, a despreciar la experiencia en aras de alcanzar el poder.

La política se ha convertido en una constante representación teatral, descarada y sin tapujos, a la que la ciudadanía está sometida, como si de una extraña forma de control se tratase.

Anthony Burgess, autor de La naranja mecánica – llevada al cine por Stanley Kubrik en 1972- en su libro El poder de las tinieblas, (1984), fue todo un profeta de lo que es nuestra sociedad del 2008. “Vivimos actualmente sin control alguno. La iglesia no controla a sus fieles, los padres no controlan a los hijos. Las leyes no controlan a los ciudadanos” Para Burgess, la culpa de esta situación reside en la permisividad que caracteriza a la sociedad moderna. “Autorizamos las drogas, la libertad sexual, permitimos a los ladrones que roben y a los asesinos que maten. El resultado es el caos en el que nos estamos hundiendo”.

Su visión sobre la juventud, tampoco tiene desperdicio “Los jóvenes disponen de demasiado dinero y son mucho más precoces que los de generaciones anteriores. Pero faltos de vitalidad y de afanes creadores, malgastan todas sus energías provocando toda clase de inútiles violencias”

Lo que no tuvo en cuenta el escritor fue la corrupción de la política, y el afán de poder de una clase dirigente con alto desarrollo de mediocridad, pero con una gran capacidad para la representación teatral.

11 comentarios:

bea dijo...

hola mi niña!!!!! qué de tiempo, qué pasó en la family para mantenerte apartada de este mundillo? espero que todo esté solucionado...

sobre política mejor no hablar en concreto, jeje, que soy algo bastante rojilla y vamos a tener un percance! :P Pero lo que sí que es cierto es que es un mundo bastante oscuro y lleno de cinismos, ni entre ellos se aclaran. Y la mayoría de cosas no llegarán a nosotros y se quedarán en reuniones privadas. una pena de política...

besitosssssssss

Marta respondiendo a Bea dijo...

HOLA BEA,

Pues en mi familia pasó que mi madre falleció hace 2 semanas. si lees In Memoriam, explico como fue todo.

Oye, me encanta que seas bastante rojilla, tal vez sea necesario eso, saber distinguir los colores y las ideologías, y no el "hay que adaptarse", para beneficio del poder.

Me alegro de recibir tu visita. Y por supuesto, continuaré pasando por tu blog.

Besotes mediterráneos, medio nublados.

fabián dijo...

Estimadas y estimados amigos: los invitamos a conocer la [naciente] página de la Fonda Alcohol & Humo, en http://alcoholyhumo.blogspot.com Gracias, fabián

Anónimo dijo...

Martica, gracias por llegar a mi blog. Te acompañaré seguido lunas y soles enteros, para que mires en tu transitar una imperceptible luz que en esos momentos siempre te acompañará.

LUZMARINA/LIBRODEARENA/

Rubentxo dijo...

Hola, Marta.
Ya tenía yo ganas de que entraras a generar debate. Tus cuadernos siguen siendo un lugar estupendo para el diálogo.

Supongo que ya sabrás, por conversaciones que hemos mantenido en algunas ocasiones, que me suelo mantener bastante al margen de opiniones políticas, que mis sentimientos hacia la mayoría de los políticos son muy parecidos (esa mezcla de miedo, asco, rencor y desconfianza) y que no me importa en absoluto que "se me vea el plumero" y manifestar hacia dónde van mis ideales (más filosóficos o éticos que políticos, todo sea dicho).
Pero... mira... hoy me apete estar de cháchara, reflexionar un poco y poner a caldo a aquellos que lo merecen.

Si bien Acebes y Zaplana son perros viejos del PP, eso no les da derecho a nada, más bien todo lo contrario, a la vista del curriculum que ambos ostentan. Lo de Zaplana es abrumador. En sus inicios en la Comunidad Valenciana ya hacía de las suyas(no te puedes ni imaginar lo que se ha hablado aquí de Benidorm, Terra Mítica... mil y una "travesuras", y cuando digo travesuras, quiero decir "maneras de robar el dinero de los ciudadanos y ponerlo a buen recaudo"). Cuando llegó a ministro, te juro que no lo podía creer. Creo que ese fue el instante concreto en que dejé de creer en los políticos (y otro día te hablaré de Mr. Fabra, caudillo de Castellón). Te recomiendo el libro "Zaplana: el brazo incorrupto del PP" (no recuerdo autor y estoy muy perezoso como para buscarlo en google).

¿A qué viene esto? Ah, sí, que me estaba encendiendo y ya me iba por las ramas, jeje... Esto viene a que el "cambio de look" del PP, según mi opinión, puede beneficiarle de cara a las futuras selecciones. Con personas como Acebes o Zaplana, el PP genera más desconfianza que cualquier otra cosa. Rato, Mayor Oreja, por ejemplo, son igual de "perros viejos", pero tienen una imagen pública mucho más brillante. Quizás sin mafiosos como Acebes y Zaplana, la imagen del PP pueda lavarse un poco.

Y los ideales... No estoy al día, no he leído mucho todavía sobre "los nuevos chicos del PP", pero sé de buena tinta que el nivel de adoctrinamiento en este partido (tengo un par de amigos en las Nuevas Generaciones) es alto, y que las voces que se escuchan no suelen ser muy discrepantes...
Supongo que tú estarás más puesta que yo en este asunto (ESPERO IMPACIENTEMENTE TU RESPUESTA A ESTE COMENTARIO PARA QUE ME INFORMES), pero no creo que se resienta mucho la ideología del PP. Es más, si cambiara un poco, no pasaría nada...

No voy a hablar del Partido Socialista porque tampoco los has nombrado demasiado y porque, la verdad, este comentario va a ser ya más largo que tu propio post, y eso está muy feo... pero no creas que iba a dejarles mucho mejor parados...

Sobre el párrafo de Anthony Burgess... me ha sorprendido, la verdad... pensaba que creías más en la libertad... ¿O es que todavía no estamos preparados para ella? ¿Será que no nos han educado para vivir en libertad y lo único que nos venden es un sucedáneo que no se parece en nada a la original?

Y lo de la juventud... Jeje... Siempre nos escudamos en que, cada generación que pasa lo tiene mucho peor... porque el mundo que le toca está un poquito más hecho mierda que el que le tocó vivir a la generación anterior... Aún así, no estoy de acuerdo para nada con ese párrafo. Constantemente a mi alrededor veo gente joven que lucha, que quiere cambiar las cosas, gente creativa, con espíritu crítico, con buenas intenciones (buenas de verdad), que pelea para conseguir un mundo más justo.

En fin...

Estoy exhausto de tanto teclear...

Je je...

Bueno, Marta, es un placer pasar por tu casa, como siempre. Me ha hecho mucha ilusión verte en palacio.

Muchos besos y ¡hasta pronto!

Mertxe dijo...

Una vez, hace muchas vidas, yo fui un ser político en su doble sentido: el ético&bioético y el social. Con los dos pude elegir entre los sistemas políticos que la sociedad nos tiene reservados. Yo elegí. O, mejor, mis circunstancias lo hicieron. De mi aventura vital, hoy me queda un amargo sabor de boca, un masivo sentimiento de fracaso, y tristeza y asco y... Yo qué sé. Es verdad que siempre fui más bien escéptica, aún en los momentos más entusiastas siempre dejaba alguna que otra puerta abierta por si había que escapar de tanta alegría, y sin embargo no me libré de la estafa.

Porque una estafa es esto. Mis ideas, aquellas que me llevaron a dar la cara en los estudios, más tarde en el trabajo y siempre en las calles, mis ideas, digo, siguen aquí, conmigo, muy adentro, son irrenunciables como lo pueden ser nuestros padres. Pero lo que hay ahí afuera no me gusta, me inquieta bastante más que la dictadura de marras, al menos se la veía venir, todos estábamos en la línea de enfrente y sabíamos, como el niño de Serrat, que con esto no se juega, que esto no se dice, así que era estupendo seguir fastidiando con la pelotita. Nos creíamos héroes, y en alguna medida lo éramos, aunque sólo fuera por reunirnos en torno a un único ideal: echar al Señor de las Medallas. Nadie lo echó, al final se largó por sus fueros. Pura biología caducada. Qué sintonmático. Qué esclarecedor respecto de lo que iba a seguir, o, mejor dicho, proseguir.

¿Y ahora qué...? Pues ahora nos acogotan otras formas de dictadura. Desde la de siempre pasando por la mediática al servicio de la anterior, y la de toda la vida, la de los poderes financieros.

Es ésta una sociedad que se debate entre el papanatismo y el miedo. El papanatismo que nos lleva a creernos las mentiras de un señor de ojos azules, por ejemplo, a tomar en serio sus evidentes taras intelectuales y psíquicas. Y el miedo a saber, a saber por qué ocurrió el 11-M.

Once millones largos han votado a los unos. Diez igual de largo, a los otros. En medio, la abstención y las minúsculas y no obstante importantísimas tribus del voto a todo a cien. No señalo tampoco aquí, para qué, todos nos conocemos en este teatro, Marta, en donde todo es puro teatro, dices muy bien.

Anónimo dijo...

Como en el mito de la caverna de Platón (La República, VII), los espectadores vivimos en un mundo de sombras que confundimos con la realidad; los políticos y la vida política ocupan el centro del escenario, pero, como tu misma preguntas: ¿vale la pena seguir la actualidad, entendiendo como tal la narración de las trifulcas políticas? ¿Dónde queda la vida real? Hay que salir del barullo informativo para contemplar la realidad?
Así hemos visto durante la pasada campaña electoral a los políticos acudir a una “subasta” de propuestas (¿quién da más?), que los colocan en primera página, pero que tal vez están lejos de las necesidades reales de los ciudadanos.
¿Cuáles son estas necesidades? Por supuesto las consecuencias de la crisis económica, con las secuelas terribles del paro y de la pobreza. Nuestro modelo económico ha estado tal vez construïdo sobre la arena, y no sobre la roca, como lo estaba la casa del hombre sabio del evangelio de Mateo (Mateo, 27-24).
Además: la necesidad de cambiar de modelo económico ; la crisis dela energía; el deterioro medioambiental, y por supuesto, la crisis de principios y valores.
Los antiguos principios han desaparecido en nombre del pragmatismo o del hedonismo, y no han sido substituídos por otros. Pero ¿esto es exclusivo de los polticos o pertenece a la sociedad en general, consumista de lo efímero?
Alguien definió precisamente así la crisis: el mundo viejo ha muerto y el nuevo todavía no ha nacido.
Con todo, yo sigo siendo optimista: es cierto que muchos jóvenes (y no tan jóvenes) presentan conductas autodestructivas o agresivas, pero yo conozco muchos que tras un dura jornada de trabajo aprovechan las horas nocturnas para estudiar, sea para la mejorar su futuro laboral, sea por el simple gusto de aprender.
Y si nuestro modelo económico y social actual parece agotado, también es cierto que ahora mismo empresarios con iniciativa están creando empresas de nuevo cuño, basadas en las nuevas tecnologías y en los servicios: los frutos se verán tal vez en un par de décadas.

Rosa Isabel

joseph dijo...

Interesante análisis -como siempre-, con fondo de reflexión. Cabría añadir: si la política es teatro, puro teatro, tesis con la que estoy de acuerdo, en ese caso: ¿quién escribe el guión, la obra teatral? ¿quién mueve los hilos de esa especie de marionetas-actores que son los políticos?

Por otro lado, sobre los viejos valores: ¿no será que ellos mismos han colapsado? ¿tal vez llevaban siglos manteniendose artificialmente y ha bastado un soplo de libertad para derribarlos? (Por otra parte, es cierto, sin que existan otros nuevos valores de recambio...)

Besos.

Marta respondiendo a Fabián, Luz Marina y Rubentxo dijo...

HOLA FABIAN

Gracias por informarnos de tu blog.

Saludos cordiales.


HOLA LUZ MARINA,

Tus palabras son un gran consuelo, y en estos momementos de las agradezco muy de veras. Es muy necesaria la Luz, en todos los sentidos, porqué en demasiadas ocasiones estamos sometidos a la oscuridad, tanto en los sentimientos como en la realidad que nos rodea. Se "ensalzan" las tinieblas, cuando el hombre es ser de luz.

Besos mediterráneos, soleados, aunque con algunas nubes. Es un verano extraño este.


HOLA RUBENTXO

Ante todo, disculpa por responder con unos días de retraso, pero no veas como ando ultimamente, y además con horario de trabajo cambiado. Pero aqui estoy, con un peazo de pastel de chocolate, para compensar (jejeje)

Cuadernos siempre está a tu disposición para debatir todas las ideas que se expongan, en el contexto de la amplitud de miras y aceptación de opiniones. Asi que para nada "se te ve el plumero"; al contrario, se agradece tu aportación.

Muy informativa tu exposición sobre Zaplana, y además, en el mundo de la política, he llegado a la conclusión que la "cuadratura del círculo" es posible, porqué la hacen posible, les interesa hacerla posible.

Lo que yo defiendo, ante LO MOSTRADO POR LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN, eso es importante, porqué queramos o no, es en lo que nos basamos para opinar, es el trato recibido, después de haber pringado. Les han dado una patada, por algo que creo no merecían, y en cambio, si han hecho de las suyas, por eso no han recibido ningún castigo.

Admiro a las personas que sean cuales sean sus ideas, las mantienen a capa y espada, las defienden y no se "adaptan" a otras por conveniencias. Admiro los principios, y que los políticos mencionados disponían de ellos. Que haya habido mal uso, tampoco lo descarto.

De acuerdo con tu idea de Rato y Mayor Oreja, pero estos, no se encontraron directamente con el fregao del 11 M y los otros dos sí.

Mencionas una palabra clave: Adoctrinamiento. Y yo añadiría la famosa "disciplina de partido". Eso son cargas que para la democracia constituyen la base de alejamiento de la sociedad. Se exige libertad, pero en un partido, es obligado el ver, oir y callar. Estoy de acuerdo con listas abiertas y con cambios en la forma de establecer las convocatorias electorales.

Lo creo absolutamente necesario, pero me temo que será un sueño más que una realidad.

Sobre Burgess, lo que dijo fue una verdad radical en los años ochenta, que en en dos mil continua vigente. Bajo la Libertad, se esconde demasiado libertinaje. Impera el relativismo Y NO TODO VALE. Y lo peor es que buena parte de la juventud, no tiene ideales, sólo quiere divertirse, y efectivamente, dispone de demasiado dinero.

Es una generalización, querido y admirado Rubentxo. Naturalmente que hay gente sana, pero lamentablemente es poca. Desde las escuelas o las famílias, no se fomenta la lectura, el conocimeinto u el debate. Se ha aniquilado el espíritu crítico y la rebeldía. Y los que la poseen, son demasiado pocos.

Pero te diré que si la masa es mediocre, el individuo es grande, y somos nosotros, nacidos iguales y en libertad, los que podemos cambiar esto, si afrontamos la realidad y aportamos positivismo a nuestro alrededor.

Un placer responderte, querido amigo, y si he hablado poco del PSOE, es porqué las circunstancias a criticar son distintas. Creo que con ZP, vivimos uno de los peores momentos de la historia de este país.

Besos mega mediterráneos, y siempre chocolateados, querido Rubentxo. Y para nada larga tu exposicíón, sino que está llena de interés y base para el debate.

marta respondiendo a Mertxe, Rosa Isabel y Joseph dijo...

HOLA MERTXE

Jo, dices verdades como puños. Y además, tu has vivido muy directamente una serie de acontecimientos, tanto por tus ideales como por circunstancias.

Sabes, leyéndote me has hecho afirmarme que desgraciadamente el idealismo no existe, y en una sociedad como la nuestra, es difícil que vuelva a resurgir, puesto que el consumismo y el materialismo lo invaden todo.

Pero, creamos en el ser humano en si mismo. Porqué no todo es masa, hay gente, como vosotros que queremos un mundo mejor, y lo manifestamos con nuestro comportamiento y esfuerzo. Cuesta mucho, pero no hay que desfallecer.

Entiendo tu escepticismo y tu apatía, porqué yo también las tengo. A veces me pregunto ¿y para qué?. Pues para seguir adelante, y porqué existe la regeneración. Y tarde o temprano, surgirán nuevos valores, y porque la palabra, el honor, la bondad, la constancia, el trabajo y el esfuerzo, son intrinsicos del ser humano, y tarde o temprano vuelven a resurgir.

Besos, querida Mertxe, sigue siendo escéptica - tu experiencia vital así te lo indica - pero deja un espacio en tu corazoncito para la esperanza. Aunque todo sea teatro, los seres humanos somos quienes intepretamos los papeles y a la vez hacemos de público. Y podemos llegar a ser muy críticos.


HOLA ROSA ISABEL,

Coincido con tu exposición y es de agradecer tu optimismo, puesto que yo también soy optimista, pero no por ello, dejo de ser realista, y preocuparme por el futuro que se nos depara, nada alentador. Y sabes, lo peor es que no nos lo hemos buscado nosotros, sino que pagamos sus consecuencias.

Huir de la realidad se ha impuesto como una meta para ser feliz; pero esto en realidad es una falacia para no afrontar los hechos tal como son.

Zapatero dijo que la gente pesimista no crea puestos de trabajo. Es rizar el rizo para no decir que las circunstancias económicas invitan con demasiada facilidad a la destrucción de los mismos.

No se gobierna con filosofías, aunque sean necesarias para obtener conocimiento, sino con decisiones, con gentes capaces y con experiencia. Que sientan que en sus manos está el destino de muchas personas. SE GOBIERNA CON RESPONSABILIDAD, no con mesianismo. Y eso es lo que estamos sufriendo ahora.

Menos mal que, tal como he expuesto antes, hay todavía una cierta juventud que está dispuesta a seguir adelante. Naturalmente, con la exposición de Burgess, he generalizado, pero tu que eres profesora, apuesto que hablando con otros colegas de instituciones educativas tanto públicas como privadas, seguro que estarán de acuerdo con Burgess.

Como siempre, encantanda de recibirte en Cuadernos y por expresar libremente tu oponión.

Besos y hasta pronto.


HOLA JOSEPH

Pues querido Seewool, planteas una cuestión que daría para mucho debate. ¿Quien mueve los hilos?. Los grandes poderes económicos como multinacionales, o los miembros de la Tri-laterial o del Bildelberg. No lo se, pero la sensación que tengo es que unos pocos manejan a millones, y que en realidad, estamos sometidos a algo, y puede ser al control, a no buscar ideales, a no luchar por causas justas, a ser materialistas y tan solo preocuparnos en exceso de nosotros mismos. A ser demasiado egoistas, y ha vivir en la pobreza del hedonismo.

Los valores ni son nuevos ni viejos. Son siempre los mismos: la educación, la fidelidad, el trabajo bien hecho, el orden, el ayudar a los demás y otros que he mencionado anteriormente.

Un buen comportamiento espiritual y moral, siempre optiene recompensa de la vida. Lo digo por experiencia propia. Por eso, ahora que estamos en esta decadencia, mantener los valores, se hace imprescindible. Y si hay de recambio, simplemente, cambian el nombre. Antes era caridad, ahora tolerancia, por ejemplo.

Gracias por tu reflexión, la cual, hace pensar. ¿Quien maneja los hilos?. La pregunta del millón.

Besos rlefexivos, pero mediterráneos, sin duda.

HOMERO dijo...

Vaya; me costó rastrearte por que LDA es un desastre.

Te estoy invitando formalmente a unirte a la red COMUNIQUEMONOS un espacio

abierto para el intercambio con enfoque intercultural. No es un sitio para

ligar ni para escuchar música ni para publicar tonterías. No hay censura

previa por lo que solo basta registrarse.

Eres mi invitado (a) especial y me gustaría que siguieras con tu temática

social; también puedes dar a conocer tus trabajos literarios y la cultura

de tu país. Me encantaría.

Espero que aceptes mi invitación.

Te dejo la url del sitio: http://comuniquemonos.ning.com/

Puedes promover con libertad tus blogs, redes y sitios al que perteneces y

no hacemos invitaciones masivas; lo hacemos uno a uno; con cuidado y

vigilando la calidad del invitado.

Puedes sentirte en la libertad de invitar a quien tu consideres le interese

compartir y tenga compromiso social con el cambio.

Invita a los amigos que te visitan.

Un abrazo.


Homero.